Razas para Leche

 

 

 

Frisona: Raza lechera de excelencia oriunda de Alemania, que en Argentina se distribuye en Buenos Aires, La Pampa y Río Negro donde se la utiliza en tambos o cruzas para leche. Se adapta solamente a sistemas intensivos de cría y se caracteriza por su alto nivel de productividad (hasta 8 meses de lactancia), pudiendo obtener 3 litros en promedio por día con un contenido de grasa de entre 6% y 7% y 5% de proteínas. La leche se la utiliza principalmente para la fabricación de quesos dado su alto rendimiento, superior al de los vacunos. Se trata de animales extremadamente mansos, mochos, de tamaño mediano a grande, con un vellón de bajo valor comercial. Su cara y extremidades se encuentran destapadas, posee  rápido crecimiento y se adapta a ambientes fríos o templados y húmedos.

  

 

 

 

 

 

 

Pampinta: Raza argentina de triple propósito (lana, Leche y carne) que se destaca principalmente por su capacidad lechera. Fue desarrollada por el INTA a través del cruzamiento entre las razas Frisona y Corriedale, logrando un animal con 3/4 sangre Frisona y 1/4 sangre Corriedale. Resulta ser una raza más rústica que Frisona, de animales grandes, mochos, con cara y extremidades destapadas. Son  altamente precoces y prolíficos, su carne es magra y su vellón, semiabierto con una finura media. Presenta gran rendimiento lechero con alto contenido de grasa y buena aptitud. En el país se encuentra difundida en Buenos Aires, San Luis, Córdoba y La Pampa.

 

 

 

 

 

Manchega: Raza doble propósito de origen español, utilizada en mayor proporción para la producción lechera para quesos y, en menor proporción, para cruzas carniceras. Se encuentra medianamente difundida en la región noroeste argentina y Cuyo. Es una raza rústica, fuerte, dócil, altamente fértil y prolífera, que ofrece un alto rendimiento lechero y carnicero. Su leche posee una excelente composición nutricional y su carne es tierna con un contenido de grasa medio.