Razas Livianas

Árabe: Raza pura y antigua, originaria de la Península Arábiga. Se la considera una raza fundadora y su importancia reside en que ha contribuido a la conformación, desarrollo y mejoramiento de otras razas caballares como el Sangre Pura de Carrera, Criollo argentino, razas de silla y tiro. Se trata de un caballo reconocido mundialmente por su belleza, armonía, elegancia, temperamento y su excelente salud e inteligencia. Además entre sus principales cualidades se encuentran su velocidad, agilidad, resistencia,  coraje y docilidad aunque es un animal brioso. Su pelaje es corto y brilloso, generalmente zaino, tordillo, alazán y negro. Entre sus principales usos se encuentran: exhibiciones, pruebas de resistencia, silla, carreras de Endurance y cruzas para mejoramiento de otras razas. En Argentina, se mantiene la crianza de animales estos animales en su forma pura, siendo reconocidos  mundialmente por su nivel de excelencia, llegándose a exportar caballos árabes incluso a los Emiratos Árabes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                       

American Trotter: Oriunda de Estados Unidos, es una raza de animales que se destacan por su gran velocidad en el trote. Son fuertes, muy veloces, de gran desarrollo muscular y dóciles. En su gran mayoría son de pelaje zaino y se los utiliza en carreras de trote.

 

 

Sangre pura de carrera: Raza originaria de Inglaterra que resultó de la cruza entre caballos Árabes y Berberiscos con yeguas autóctonas. Resulta ser una de las razas más veloces en el mundo, son animales de aguda sensibilidad y muy nerviosos, de galope ligero, de gran resistencia. Los pelajes admitidos son zaino, alazán, tordillo y negro. Se los utiliza principalmente en carreras y deportes como salto o polo, y, además, para mejoramiento de otras razas en cuanto a velocidad y resistencia.

 

 

Criollo: Raza netamente argentina, producto de una selección natural propia de los caballos españoles traídos por Cristóbal Colón a América, en cuya conformación contribuyeron las razas  Andaluza, Berberisca y Árabe. Son animales de tamaño mediano, extremadamente resistentes y fuertes, robustos, rústicos, ágiles y de muy buena conformación muscular. A su vez son longevos, fértiles y muy dóciles. Existen en pelajes de todo tipo y son ideales para los trabajos ganaderos, aunque también algunos son sometidos a distintas pruebas de resistencia obteniendo excelentes resultados. Se encuentran distribuidos a lo largo y ancho del país siendo la raza de mayor número de cabezas que existe en el mismo.

 

 

Polo argentino: Los equinos polo argentino resultan de la cruza entre caballos mestizos con la raza Sangre Pura de Carrera, con el objetivo de imprimir mayor velocidad, docilidad y agilidad en los primeros. Sin embargo, hoy en día el Polo Argentino no se encuentra catalogado como una raza específica. Son animales de excelente conformación muscular, ágiles, fuertes, de patas largas, veloces e inteligentes. A su vez, son reconocidos internacionalmente debido a su excelente calidad, además de ser caballos que se crían específicamente para polo. En el país se los encuentra principalmente en Entre Ríos, La Pampa, Buenos Aires y San Luis.

 

 

 

 

 

Cuarto de milla: Proveniente de Estados Unidos, desarrollada a partir de caballos Pura Sangre Inglés cruzados con caballos Andaluces, Árabes y Berberiscos. Estos caballos son extremadamente veloces en carreras cortas de un cuarto de milla y de ahí su nombre. Son animales de rápida aceleración, buena musculatura, mansos, ágiles , inteligentes y sensibles. Los hay en pelajes alazán, rosillo, zaino, moro y tordillo, y son excelentes para el trabajo de campo con ganado y distintos deportes como carreras y equitación.

 

 

 

 

 

 

 

Holstein: Raza originaria de Alemania, utilizada actualmente para salto, aunque también puede usarse como silla o tiro liviano. Los animales de esta raza son similares a los hannoverianos en cuanto tamaño, presentan un muy buen desarrollo muscular, son dóciles, fuertes, inteligentes y elegantes.

 

 

Silla argentino: Raza deportiva que surge del cruzamiento entre animales de silla y Sangre Pura de Carrera. Es una raza de animales grandes, utilizados para trabajo, salto y adiestramiento, de 1,7 metros de alzada máxima, pelajes alazán zaino y tordillo, muy fuertes y resistentes, rústicos, veloces y dóciles.

 

 

Hannoveriano: Raza alemana originalmente de tiro, no muy difundida en Argentina. Se utiliza específicamente para salto. Es una raza de tamaño grande, rústica, elegante e inteligente. Además, son caballos mansos, veloces, de pelajes alazán, negro, tordillo y zaino.

 

 

 

Peruano de paso: Oriunda de Perú, es una raza conformada de varias sangres (Andaluz, Berberisca, Árabe y caballos criollos) que se ubica en Argentina en Salta, Catamarca, Jujuy, San Juan, Tucumán Mendoza, Buenos Aires, Córdoba y Santiago del Estero. La característica principal que la distingue de otras razas es su andar suave, muy cómodo para los jinetes. Además, resultan ser animales briosos, medianos, de buena musculatura y de pelajes tordillo, rosillo, bayo, zaino y alazán. Son utilizados principalmente para silla y son capaces de recorrer largas distancias con un menor esfuerzo que otros equinos y en cualquier tipo de suelo.

 

 

Hackney: Raza originaria de Inglaterra utilizada para tiro liviano, descendiente del Sangre Pura de Carrera. Es un caballo rápido, elegante, inteligente, ágil, que se distingue por su movimiento gracias a su trote elevado. Hoy en día se los utiliza en exhibiciones de tiro y para salto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Appaloosa: Originaria de Estados Unidos y utilizada antiguamente por los aborígenes, en Argentina se crían para distintos trabajos ganaderos, deportes como el Endurance o silla. Su característica principal es su pelaje pintado, además de ser animales mansos, veloces, ágiles, resistentes, rústicos e inteligentes.